sábado, 17 de enero de 2015

Blancanieves

Primero quiero pedir disculpas por este tiempo sin actualizar. El motivo principal es que "me ha tocado la lotería" o, lo que es igual de improbable, ahora tengo un trabajo,  de los de verdad, con sus jefes, su horario y su nómina a fin de mes... Raro en los tiempos que corren, pero real. Y, aunque tiene fecha de caducidad, por ahora consume bastante mis días y no he podido subir fotografías nuevas. Hace tiempo que quería enseñar esta sesión, en realidad hace más tiempo todavía que quería hacer esta sesión. Así que, aprovechando que esta Navidad estuvimos en una casa preciosa en plena naturaleza, hice realidad lo que llevaba tiempo imaginando en mi cabeza. Aunque en mi Facebook personal ya subí algunas fotografías también quería enseñarlas en el blog, por si hay alguien ahí, siguiendo esto y le gusta lo que hago.


Estas vacaciones hemos pasado unos días muy bonitos en un sitio increíble: Galaroza (Huelva). La casita rural en la que nos alojamos estaba rodeada de campo, árboles, junto a un riachuelo... Completamente idílico. Iba preparada y mi modelo favorita dispuesta a jugar así que era el momento adecuado.

           
                       

Como hacía frío y no queríamos una pulmonía esta particular Blancanieves lleva su manguita larga roja y el cuello vuelto debajo pero, en cuanto a todo lo demás, no le falta un detalle. ¡Hasta la manzana se la comió de verdad!



Y, claro, ya sabemos lo que le pasa a la Blancanieves del cuento cuando muerde la manzana envenenada... Esta princesita no iba a ser menos...




Afortunadamente por allí cerca había un apuesto príncipe que con un beso de amor verdadero la despertó del placentero sueño... ¡Y pudimos seguir jugando!




















Blancanieves no estaba sola en el bosque, uno de los 7 enanitos fue a buscarla hasta allí para darle abrazo, pero era muy vergonzoso... Y aunque parezca increíble esta princesa también sabía hablar con los animales. Ella corría y corría monte arriba, monte abajo pero ese vestido tan lujoso no es el vestuario más adecuado para perseguir ovejitas... 



Lo pasamos muy muy bien y ya estamos pensando en el siguiente motivo y escenario. Si tú también quieres hacer realidad tu cuento particular no dudes en contactar con Sonríe Buttercup!

www.sonríebuttercup.com
sonriebuttercup@gmail.com