lunes, 27 de octubre de 2014

Cristina recibe el bautismo

 Este fin de semana tuve el placer de fotografiar otro bautizo. Esta vez se celebraba en Tomares, y la protagonista fue una preciosa niña llamada Cristina. Junto a su gran familia pasaron un día de fiesta y felicidad, y Sonríe Buttercup! estuvo allí para convertirlo en infinito.




     La Parroquia de Nuestra Señora de Belén, de Tomares, acogió la ceremonia, junto a otros tres niños que también recibieron el sacramento del bautismo. 







  Su hermano y todos sus primos estuvieron 
muy pendientes de lo que pasaba. 
Todos llenaron a Cristina de caricias y sonrisas.







Sus caritas lo dicen todo. El 25 de octubre se ha sumado a 
la larga lista de momentos inolvidables que seguro
 ha vivido esta familia.











Tras la ceremonia se fueron a Casa Alta a celebrarlo. Este restaurante está en Tomares y tiene una pinta estupenda. La terraza, como veis, está llena de detalles. La zona interior tiene todavía más encanto. 





"Señor, hoy me presentan ante ti para ser bañada con la gracia de Tu amor. Toma mi pequeño corazón en Tus benditas manos. Jamás te separes de mí. Amén."
Rezaba el recordatorio que sus padres tenían preparado para repartir a los invitados. También aprovecharon para entregar otro recordando el bautizo de su hermano mayor.






Espero que sus padres se sientan orgullosos de haber confiado en Sonríe Buttercup! para hacer las fotos de este día tan especial. Para mí este trabajo ha sido 
muy gratificante, especialmente gracias a 
la cantidad de momentos y sonrisas plenas y verdaderas que he podido captar.





www.sonriebuttercup.com
sonriebuttercup@gmail.com











lunes, 20 de octubre de 2014

El bautizo de Emma

  El 18 de octubre fue un día muy especial para Emma y su familia. Celebraron algo muy importante y se reunieron para compartirlo. 






  En una ceremonia íntima y amena bautizaron a Emma. Su hermano y su tía fueron los padrinos. 







  La peque se portó muy bien. Lloró un poquito, estaba incómoda... Pero le encantó como le caía el agua bendita por la cabeza. 









   ¡Estaba preciosa! El vestido se lo hizo la madre de su madrina. Y su hermana Claudia, una princesa... Fue súper buena. Calladita, tranquila, feliz con su vestido para bailar... No se perdió detalle.


     Por trabajo, su papi no pudo estar en la ceremonia. Pero aquí tiene un pequeño resumen para que pueda ver lo bonitas que estaban sus niñas.







  Después, sirvieron comida para tres días, ya con toda la súper familia reunida. Los niños jugaron en un castillo hinchable y los mayores bebieron y comieron hasta muy tarde. 









www.sonriebuttercup.com
sonriebuttercup@gmail.com